IVA: NUEVAS REGLAS DE LOCALIZACIÓN DE LOS SERVICIOS ELECTRÓNICOS

Las reglas de localización de los servicios prestados por vía electrónica cambiarán a partir del 1 de enero de 2015.

La Directiva 2008/8, de 12 de febrero, modificó la Directiva del Impuesto en relación con el lugar de realización de las prestaciones de servicios. Las modificaciones que se introdujeron debían desplegar sus efectos mediante la oportuna transposición normativa en varias fases.

De esta forma, las principales modificaciones debían introducirse con efectos 1 de enero de 2010, otras en 2011 y 2013 para, finalmente, adoptarse las reglas aplicables a los servicios de telecomunicación, radiodifusión y televisión y electrónicos (a los que en adelante referidos como “los servicios”) con efectos 1 de enero de 2015.

Si bien la Ley de transposición al ordenamiento español del denominado “Paquete IVA”, del que formaba parte la Directiva 2008/8 (Ley 2/2010, de 1 de marzo) contempló mediante disposiciones transitorias las modificaciones que debían entrar en vigor en 2011 y 2013, no fue así las aplicables en 2015, que requerirán de la oportuna modificación de la Ley del Impuesto.

El cambio afectará a las prestaciones que realicen las empresas operadoras de servicios electrónicos, de telecomunicaciones, de radiodifusión y de televisión destinados a consumidores finales. Dentro de este cajón entran, entre otros, servicios como los de telefonía móvil, de correo de voz o llamada en espera, servicios de acceso a internet, las conexiones a redes privadas, los programas de radio o televisión retransmitidos a través de las redes de radiodifusión, televisión o internet.

A día de hoy, como es sabido, los servicios aquí referidos, cuando son prestados por un proveedor establecido en la Unión Europea tributan donde radique la sede del destinatario, si éste es empresario, y donde radique la sede del prestador, si el destinatario es consumidor final.

Con los cambios previstos para el 1 de enero de 2015, los servicios, cuando se presten a quienes no tengan la consideración de empresarios o profesionales (consumidores finales) domiciliados en la UE pasarán a tributar en el lugar en el que radique su establecimiento, domicilio o residencia habitual y no, como ahora, en la sede de establecimiento del prestador del servicio cuando éste radica también en la Unión. En otras palabras, los prestadores (radicados en la UE) quedarán obligados a ingresar el impuesto devengado y a repercutirlo a sus clientes en cada uno de los Estados miembros en los que presten servicios a consumidores finales.

Lógica consecuencia de lo anterior es que, mientras cuando el cliente es empresario operará la regla de inversión del sujeto pasivo (en tanto el proveedor no se encuentre establecido en el territorio en el que se localice la prestación o, estándolo, su establecimiento no intervenga en la prestación), en el caso de consumidores finales las obligaciones de repercusión e ingreso del impuesto recaerán en el prestador.

La decisión de obligar a las empresas de estos sectores a tributar por los tipos del país del consumidor ya fue implantada en la Unión Europea desde 2003 para los casos las compañías de servicios electrónicos de fuera de Europa. La directiva, aprobada en 2008 pero que ha ido implementándose de manera progresiva y que entra en vigor en enero de 2015, se limita a extender esta pauta a las empresas de países miembros.

Siguiendo el modelo ya aplicado para los casos extracomunitarios y a fin de simplificar la gestión de las autoliquidaciones, se establecerá el mecanismo que se ha dado en llamar de “Mini Ventanilla Única” por medio del cual la declaración del impuesto a ingresar en cada Administración se gestionará exclusivamente a través de la Administración Fiscal del lugar de establecimiento del prestador. El país de origen de la compañía se encargará de transmitir la información y el ingreso al país donde se llevó a cabo la operación.

Sin el establecimiento de dicho mecanismo de simplificación, los prestadores de servicios quedarían obligados a registrarse (identificarse) en cada uno de los Estados miembros en los que realizan operaciones con consumidores finales, presentar declaraciones del impuesto en cada uno de ellos para proceder al ingreso de las cuotas devengadas y cumplir las obligaciones formales que cada legislación establezca.

El registro para apuntarse al nuevo régimen de ventanilla única destinada a la declaración de IVA de los prestadores de servicios electrónicos se abrirá a comienzos de octubre, según señalan fuentes de la Agencia Tributaria.

Se prevé, asimismo, que la propia Agencia abra en breve en su portal web una nueva campaña informativa en la que se irá ofreciendo toda la información disponible, con las novedades que se vayan incorporando en la implementación de la normativa que entrará en vigor a comienzos de 2015.

Narciso Pardo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s